Megan is missing

Megan is missing’ es una película de terror psicológico de metraje encontrado lanzada en 2011.

¿Qué es un metraje encontrado?

Para los que os lo estéis preguntando, se trata de una técnica narrativa. Esta técnica se usa en películas de terror y documentales falsos que presenta a toda o a una parte esencial de la película como material descubierto, es decir, utilizan material que ya existe y lo convierten en una nueva película con un discurso distinto.

La trama rodea a días anteriores a la desaparición de la protagonista, Megan Stewart, quien había quedado con un chico misterioso al que conoció online. Su mejor amiga, Amy, se dedica a investigar qué le ocurre. Esta película está basada en casos reales de secuestros a niños. La idea del Michael Goi, el director, fue la de captar la atención del espectador de manera que fuese consciente del verdadero peligro que puede suponer internet para los niños.

Prohibieron ‘Megan is missing’ en Nueva Zelanda, debido a que la catalogaron como película pornográfica. Además, tuvo bastantes críticas por ser muy explícita y por el exceso de violencia hacia dos chicas que eran menores de edad.

Hace relativamente poco que se hizo viral a través de los usuarios de TikTok, quienes subían vídeos reaccionando a esta película. 

Michael Goi tuvo que pedir disculpas

Goi, ya había escrito y rodado este filme cinco años antes de su lanzamiento para concienciar acerca del uso de las redes sociales. Fue tanta la repercusión que tuvo el hashtag #MeganIsMissing en TikTok, que el propio Michael tuvo que salir a pedir perdón.

“Hola, amigos de TikTok, soy Michael Goi, director y guionista de ‘Megan is Missing’. He recibido un mensaje de Amber Perkins, protagonista de la película, diciendo que está teniendo mucho éxito en TikTok en este momento”, decía Michael.

Además, daba consejos sobre cómo y cuándo ver ‘Megan Is Missing’.

“…No veas la película en medio de la noche, no la veas solo, y si ves las palabras ‘photo number 1’ en la pantalla, tienes como cuatro segundos para quitar la película si ya estás muy asustado antes de ver cosas que no quieres ver”, advirtió Goi.

Muchos de los usuarios de la mundialmente conocida app, creyeron que la película era real (me incluyo, ya que en un principio pensé lo mismo). Hay que reconocer que sí, que es bastante impactante verla. Os aviso de antemano para quienes no la hayáis visto y queráis hacerlo. Actualmente no está disponible en ninguna plataforma de streaming.

Leer también:  El demonio de Jersey - Historias de Terror

Amy (izquierda) junto a Megan (derecha)

Deja un comentario