Historia Vampírica de vlad Tepes y Literatura Fantástica

Vlad Tepes «Dracula»

Vlad Tepes 001.jpg
Vlad Tepes (1431-1476)

También conocido como «El Empalador», Vlad Tepes fue un poderoso rey ortodoxo al que se le atribuiye el haber expulsado a los turcos de Europa. Es considerado por varias naciones europeas como un verdedero héroe.

Vlad Tepes nació en Noviembre de 1431 en Sighisoara, Transilvania. Era hijo de Vlad II Dracul y de Cneajna Moldavia. Vlad fue criado como príncipe hasta sus trece años, en Valaquia. Luego sería entregado al Sultán turco como una garantía de su padre Vlad Dracul.

Tepes viviría con el Sultán una larga época y cuando regresara de su exilio a Valaquia se encontraría con un padre y un hermano muerto.  Con la ayuda de varias aliados, Vlad se hizo con el trono legítimo que le correspondía en Valaquia y luego usaría su poder para expulsar a los turcos y vangarse de los boyardos, es decir, de un grupo de nobles que amenazaban su monarquía.

El empaleamiento.

Vlad murió a sus 45 años, es decir, en 1476 durante una batalla en Bucarest, Valaquia.

Este hombre, Vlad Tepes alias Drácula recibía el apodo de El Empalador pues usaba espantosos métodos de tortura contra sus enemigos. El empaleamiento consiste en tomar una larga lanza y clavarla en un hombre  y luego levantar la lanza para que el hombre muriera atravesado boca abajo. Se decía también que Dracula metía las lanzas en el cuerpo desde el recto, y que cuando empaleaban a sus enemigos, él bebía su sangre en una copa.

Los turcos, furiosos contra él y recelosos, inventaron el mito de que solo un demonio podía ser tan cruel y tan poderoso como Tepes y por eso el mito de que éste era un vampiro, se extendió por toda Europa.

«Drácula» escrito por Bram Stoker
Arriba observamos al conde con
sus novias vampiras.
Leer también:  La leyenda de John Wayne Gacy

Este mito fue lo que inspiró a Bram Stoker, un escritor irlandés, a redactar su famosa novela «Drácula» en 1897. En esta novela, Dracula es un conde de Transilvania quien compra una casa en Londres y viaja a ella para empezar a esparcir el vampirismo por toda la ciudad. Entre sus primeras víctimas se encuentra Lucy, a quien convierte en vampiro por lo cual sus prtendientes, con mucho dolor y con la ayuda de un doctor holandés llamado Van Helsin, le dan muerte.

Pero Drácula entonces persigue a otra chica llamada Mina y cuando la muerde y decide regresar a su castillo en Transilvania. Van Helsin apoyado por sus amigos, deciden viajar, buscar, encontrar y exterminar al vampiro.

Bram Stoker fue el primero en hablar sobre Drácula y ahora su personaje es conocido a nivel mundial y ha sido usado en diversas películas, series, libros, cómics, etc.

El posible Conde de las Historias Vampíricas

Pero dejando de lado a la Novela de Stoker y a Vlad Draculea. Como ya viste, según la historia vampírica los lilims fueron vencidos, Lilith fue derrocada y los vampiros rumanos se hicieron con el poder del vampirismo. Entre las historias y leyendas vampíricas se menciona a un conde llamado Drácula lo que hace pensar que entre la historia de estos monstruos, sí existió un conde con aquel nombre.

No depende de mí asegurarles si Vlad Tepes y el Drácula de las historias vampíricas sea el mismo, pero algo si he de dejar claro: Para muchas personas, en especial de Rumania, es un insulto considerar a Vlad Tepes como un monstruo pese a sus terribles métodos de tortura y las leyendas turcas.

Vlad Tepes es un héroe para muchos; sin embargo, es un Testigo de la Magia porque sufrió todos esos chismes y leyendas que lo desprestigiaban al hacerlo considerarlo un monstruo.

Leer también:  Aleister Crowley o “La Bestia”

Deja un comentario