Yuki Onna

Yuki Onna

Yuki-onna (雪女, la mujer de la nieve) es un espíritu o yōkai encontrado en el folclore japonés. Es una figura popular de Japón, se la puede encontrar en la animación, el manga y la literatura japonesa. Se suele confundir a Yuki-onna con Yama-uba, pero las dos figuras son distintas.

Apariencia

Yuki-onna es representada como una mujer alta, hermosa, de largos cabellos, que se manifiesta en una noche nevada. Su piel es pálida o aún transparente o incluso de color morado, podría decirse que casi inhumana. Su color hace que se la confunda en paisajes nevados. A veces usa un kimono blanco, pero otras leyendas dicen que aparece desnuda recostada en la nieve. A pesar de su belleza inhumana, sus ojos pueden causar terror en los mortales. Yuki-onna flota a través de la nieve, sin dejar huella (de hecho, algunos cuentos dicen que no tiene pies, una característica notable para muchos fantasmas japoneses), y se puede transformar en una nube de niebla o nieve si se siente amenazada.

Comportamiento

Yuki-onna, está asociada al invierno y a las tempestades de nieve, se dice en algunas leyendas que parece ser el espíritu de un individuo que ha fallecido de frío en la nieve. Es al mismo tiempo hermosa y serena, más allá de su despiadada matanza de mortales confiados. Hasta el siglo XVIII, la retrataron casi uniformemente como el mal. Hoy, sin embargo, las historias la colorean a menudo como más humana, acentuando su naturaleza fantasmal y efímera belleza. En muchas historias, Yuki-onna se revela a los viajeros que se encuentran atrapados en tempestades de nieve y utiliza su respiración helada para dejarlos como cadáveres en forma de estatua de hielo. Otras leyendas dicen que los extravía de modo que mueren debido a la exposición al frío. Otras veces, se manifiesta sosteniendo a un niño. Cuando una persona bien intencionada toma en sus brazos el niño que lleva, esa persona se congela en el lugar. Los padres que buscan a sus hijos son susceptibles a esta táctica.

Yuki Onna

Leyenda

La historia más popular de yuki onna se encuentra en el libro Kwaidan, de Lafcadio Hearn. Habla de dos leñadores que viajaban en la nieve, y se refugiaron en la cabaña de un barquero. Mientras dormían, una bella mujer vestida completamente de blanco entró y sopló sobre el hombre más viejo, quien murió congelado. El leñador más joven se prepara para morir,  pero la mujer le perdona la vida por su buena apariencia.  Tiempo después, el joven leñador conoce a una mujer muy bella y se casa con ella. Tienen muchos hijos juntos, y una noche, mientras nevaba, él cuenta la historia de su encuentro con yuki onna. Su esposa se enoja, le revela que ella había sido aquella mujer y deja el hogar, huyendo en forma de nieve.

Otra historia escrita por Richard Gordon Smith cuenta que yuki onna encontró a un hombre viejo que se preparaba a dormir. El hombre escuchó a alguien tocar la puerta, una voz de afuera le pide que la dejen entrar. El hombre se niega, argumentando que no tiene comida ni una cama para hospedar a la persona de fuera. La voz insiste en que sólo busca un techo. El hombre sin embargo se niega de nuevo. Al dirigirse a su cama encuentra adentro a una mujer joven, descalza. La mujer le revela que está buscando la aldea en la que está su esposo en vida, quien abandonó a los padres de la mujer luego de su muerte. El hombre visita la aldea y conoce al hombre que se casó con ésta mujer, y dice que ha sido perseguido en sueños por ella, por lo que decide regresar al hogar de sus suegros y ayudarles.

Deja un comentario