Sobre las pesadillas y Monstruos nocturnos

El monstruo estaba ahí, mirándote, esperando un descuido tuyo para atacar. Saliste corriendo en un pasillo interminable, quizás descalzo, desesperado mientras los aullidos de la bestia te envolvían más en un terror sin fin que marcaba cada segundo de tu hora. Al final del túnel, un precipicio, sin lugar a dónde moverte… y de repente… te has despertado y te has dado cuenta de que todo ha sido una pesadilla. ¿Te has preguntado qué las causa?

nightmares

Todos hemos tenido una pesadilla alguna vez, estas no siempre son de monstruos, sino de situaciones reales, miedos sobre el futuro y algunas acciones y recuerdos que se manifiestan bajo símbolos. Probablemente, los monstruos provengan de la película de horror que acabamos de ver, pero si soñamos con que se nos caen los dientes, bichos, muerte… la situación es distinta, sobre todo si esto nunca nos ha pasado, aparentemente.

Desde su raíz, la palabra “pesadilla” viene del término “mare” del Inglés Antiguo, el cual es el nombre de un demonio duende de la mitología germana que cabalga en el pecho de las personas mientras duermen y los atormenta con terribles sueños.

John_Henry_Fuseli_-_The_Nightmare

Las pesadillas se dan en el periodo de Movimientos Oculares Rápidos, la fase REM (Rapid Eye Movement). La persona dormida se mantiene inmóvil en esta etapa del sueño. La fase REM se alarga conforme avanza la noche, por lo que es más probable que te despiertes de una pesadilla en las primeras horas de la mañana. Generalmente pasamos dos horas soñando mientras dormimos. Según Psychology Today, la fase REM comienza con señales que envía el puente troncoencefálico, el cual se sitúa en la base del cerebro. Estas señales van al tálamo y a su vez van a la corteza cerebral. El puente troncocefálico manda señales que cancelan a las neuronas de la médula espinal, lo que provoca la parálisis de los músculos de los miembros. En caso de que la persona dormida sea interrumpida durante este proceso, la gente comienza a actuar en la realidad de acuerdo a su sueño, por eso muchas veces hay quienes patean o golpean mientras están dormidos, a esto se le llama Desorden de Comportamiento en la Fase de Movimientos Oculares rápidos (RBD).

Algunos científicos creen que los sueños son un intento de la corteza cerebral por encontrar significado a las señales aleatorias que recibe durante la fase REM, ya que la corteza es la parte encargada de interpretar y organizar la información que llega del entorno mientras estamos conscientes. Una teoría indica que la corteza cerebral trata de interpretar estas señales “creando” una historia a través de la actividad cerebral fragmentada.

Leer también:  Los 13 misterios inexplicables

Las causas de las pesadillas son diversas, aún cuando varias personas compartan ciertas sensaciones durante estas, por ejemplo, muchos han soñado que no pueden correr rápido o gritar/hablar, que se caen, que vuelan. Las pesadillas comienzan antes de los 10 años y son consideradas normales durante la infancia y a partir de los 13 años son más comunes en las niñas que en los niños, según Mayo Clinic.  Estas continúan durante la etapa adulta, probablemente sean un mecanismo del cerebro para poder enfrentar situaciones de la realidad.

Los adultos tienen pesadillas con menor frecuencia. Estos malos sueños pueden ser resultado del estrés, traumas, inseguridades, fobias, miedos y problemas personales ocurridos en el presente o en el pasado durante la infancia. También ha sido comprobado, según Web MD, que comer poco antes de dormir acelera el metabolismo y las señales del cerebro. Un estudio publicado en la revista “Sleep and Biological Rhythms” en 2011 reveló que aquellos que se quedan despiertos hasta muy tarde son más propensos a tener pesadillas que quienes se duermen más temprano. Los investigadores piensan que la hidrocortisona, la cual incrementa al estar despierto hasta tarde, es la que provoca las pesadillas.

dv271196a

Otros factores también están relacionados con las pesadillas, por ejemplo, aquellas drogas que actúan sobre ciertos químicos de nuestro cerebro, tales como los antidepresivos y los narcóticos, así como los medicamentos de uso no psicológico y los que son para la presión arterial.  Según el psiquiatra Fred K. Berger otras causas de pesadillas pueden ser la abstinencia abrupta del alcohol, el uso de drogas, tener fiebre durante una enfermedad, dejar de tomar pastillas para dormir o analgésicos fuertes.

Leer también:  el lugar mas recóndito de los Sueños

Si las pesadillas son frecuentes puede ser debido al Síndrome de apnea-hipopnea durante el sueño (SAHS). La Universidad Católica de Chile la describe como un trastorno respiratorio que se da durante el sueño teniendo ciertos episodios en donde se provocan colapsos parciales o totales de la vía aérea mientras se duerme, y se presenta una hipoventilación alveolar aunque persistan los esfuerzos ventilatorios tóraco-abdominales. Al caer la saturación arterial de oxígeno producida, ocasiona un microdespertar que reanuda la respiración.

Continuando con las causas de las pesadillas, estas también pueden ser detonadas por el Trastorno de estrés postraumático (PTSD), también se relacionan  a trastornos serveros de ansiedad o depresión y trastornos del sueño más fuertes como la narcolepsia y los terrores nocturnos.

Sin duda alguna, las pesadillas traen implícitas muchas situaciones que hemos vivido o representan nuestra visión sobre las cosas y van mezclando aquello que tenemos en la cabeza. Algunas de ellas nos asustan más que las otras, no siempre tienen que ser de monstruos, a veces las que más nos aterran son aquellas que se asemejan más a la realidad. ¿Cuál ha sido tu peor pesadilla?

Deja un comentario