Origen de The Babadook


Quizás se haya hecho conocido el nombre gracias a la película de terror australiana del año 2014, «The Babadook» de la directora debutante Jennifer Kent, pero a diferencia de ésta, la verdad respecto a éste personaje es otra. Una historia mucha más oscura y antigua que muy pocas personas conocen.

Los Babadooks (o The Babadooks) son descritos como unos humanoides alargados que poseen enormes cornamentas ramificadas, tienen rostros pálidos, sus vestimentas son negras o peludas, y se caracterizan por tener una inmensa boca en forma de sonrisa.

Fueron detallados por primera vez por un artista llamado Athan en el año 1876, el cual se interno a pescar en el bosque Sierra Morena, ubicado en la región East Gippsland de Australia. El suelo comenzó a temblar y parecía que fuera un terremoto según pasaba el tiempo, pero se dio cuenta que aquello que lo provocaba era el andar de esos seres por el bosque, grandes y gruesos como robles.
Pasaron a través de él mirándole con curiosidad, varios de ellos se alejaron sonriendo pero uno de los más pequeños, se acerco a Athan, metió la mano en la laguna y la saco conteniendo en ella un pez que aún retorciéndose fue soltado en las palmas del hombre, el gigante ente mantuvo su sonrisa inmóvil y siguió su camino con los suyos.

Fue un encuentro aterrador e increíble, Athan los catalogó como una especie distinta al humano, tal vez seres sobrenaturales. También indicó que son personajes apacibles y muy joviales. Aunque a pesar de ello, cualquier cosa viviente que consideren una amenaza, lo harán sufrir terriblemente para luego perecer por una muerte instantánea. A partir de ese momento fueron conocidos bajo el nombre de Babadooks.

Leer también:  Sacan a la luz el primer y único video de un cachorro de Tigre de Tasmania

La verdad es que son entes parecidos a los espíritus que albergan y cuidan los bosques de ese país, son benevolentes y contienen grandes poderes, protegen los animales y no generan peligro para los seres humanos.
Cuando se manifiestan totalmente, que son raras las veces, hacen una larga caminata para bordear y custodiar la puerta que se encuentra en Australia, un lugar simbólico conocido como «El Extremo más Lejano de la Tierra», para prevenir las amenazas y las cosas desconocidas del más allá.

Se dice que una vez, hace ya mucho tiempo, los Babadooks eligieron a uno de los suyos para que los representara en el mundo de los humanos en su larga ausencia. El Babadook llegó a nuestro mundo observando a los humanos en relación a sus sentimientos, sus acciones, su comportamiento, sus temores, sus debilidades, creencias, etc. El Babadook quedo corrompido por la violencia y la crueldad del hombre, tornándose oscuro y malévolo. Su poder se hizo más intenso y sus intensiones hacia los humanos se volvió agresiva y atroz, alimentándose de la tristeza, la brutalidad, la ira, lo más deprimente y desalmado posible.

En una oportunidad un escritor llamado Thomas Wilson sufrió una grave perdida personal, su madre Emily murió atropellada en una gran colisión
automovilística. De más esta decir que su vida se vino abajo ya que su madre tenia el rol de padre y madre a la vez y, a pesar que tenia una esposa y un hijo, su fallecimiento le afecto mucho. Thomas indica que quizás fue la depresión o algo malo en su entorno, pero poco a poco cosas extrañas comenzaron a pasar en su casa, cada rincón de ella se volvía aterradora y amenazante. Golpeteos en las puertas y sonidos extraños sucedían, las pesadillas se hicieron frecuentes, golpes y moretones comenzaron a aparecer en su cuerpo, sus tres mascotas murieron de manera horrible y violenta, sus familiares y amigos se alejaron completamente, visiones y alucinaciones eran cada vez más fuertes y todo lo que decía sonaba demencial y sin sentido alguno.

Leer también:  Coyote

Una noche mientras estaba acostado escucho una terrorífica voz que le susurro al oído «BA-BA BA DOOK DOOK DOOK», Fue en ese momento que Thomas,
algo escéptico supo que algo no marchaba bien. Un poder grande y paranormal se había apoderado de él. No podía ser otra cosa que un
Babadook, un salvaje Babadook que no lo dejaría en paz nunca.

Todo empeoro cuando empezó a tener lagunas mentales y mató a su nueva mascota, un gato llamado Joshua, ahorcándolo en un aspa de un ventilador.
Luego degolló y decapito a su esposa Hannah y despedazo y devoro a su hijo Matthew. Fue allí donde colapso, comenzó a gritar y desahogarse en un rincón oscuro. Thomas dice que el Babadook salio de entre las sombras y lo abofeteo en la cara, rasgándole la mejilla.

Así que en su locura, decidió volver a sus inicios escribiendo un libro especial con toques infantiles y de adultos, describiendo al Babadook, colocando frases e imágenes en claves para plasmar su maldad allí.. Ése libro significaría un medio para transferir la maldición del ente y así librarse de esa horrible maldad. Dicho libro tiene por nombre MISTER BABADOOK (Señor Babadook).

Para ir quitando la esencia malévola de su vida, Thomas hizo miles de copias del libro y las entrego a diversas familias sin que ellas lo supieran, luego de espiar la vida cotidiana de cada una y escoger a las que poseen los aspectos más deprimentes y paupérrimos. El Babadook iría alimentándose de la naturaleza de esos sentimientos, poseyendo a los integrantes de la familia y cumpliendo así sus insidiosas intenciones.

«Nadie puede deshacerse de él al saber de su existencia y se vuelve cada vez más fuerte al negar que existe. Te hará perder la cabeza porque no te puedes deshacer de él. Al dejarlo entrar en tu vida, será parte de ti hasta tu muerte. Te poseerá y destruirá todo lo que amas. Te darás cuenta que está cerca de ti cuando emita tres sonidos característicos BA-BA BA DOOK DOOK DOOK».

Leer también:  Los Liches

Deja un comentario