El Castillo de Edimburgo, hogar de fantasmas

El Castillo de Edimburgo, hogar de fantasmas

Los castillos antiguos suelen ser el objetivo de historias terroríficas y fantasmas que vagan en sus interiores. Sin embargo, el Castillo de Edimburgo destaca de todos los demás y ha estremecido a más de un escéptico. ¿Qué hay detrás de este lugar?

edinburgh castle, garden, park, trees, castle, rock 126242

Este castillo es uno de los más importantes en la historia de Escocia. En él se albergan joyas de la corona escocesa. Su vista es inigualable. Se construyó sobre el tapón de un volcán extinto, del cual se estima que tiene 350 millones de años. De acuerdo a estudios arqueológicos, la zona fue habitada sólo por comunidades. No hay referencias del lugar en el que se construyó, sino hasta el año 600 D.C.. El poema galés Y Gododdin menciona y, la fortaleza de Eidyn y se asumió que éste habla de la roca volcánica en la que mucho después se construyó el castillo.

La primera mención sobre un castillo en Edimburgo se remonta a quien decía que la viuda del Rey Malcolm III, Santa Margarita de Escocia vivía en el Castillo de las Doncellas, a donde se le anunció la muerte de su esposo en 1093, muriendo ahí pocos días después. La crónica de Fordun fue escrita en el siglo XIV, la historia más cercana al tiempo de Margarita por el obispo Turgot, quien nunca menciona un castillo. Sin embargo, durante el reinado de los hijos de Malcolm, el Castillo de Edimburgo se convirtió en un centro importante para la realeza. El Rey Edgar murió ahí en 1107.

Para el Rey David I (1124-1153) fue un lugar importante para llevar a cabo sus reformas administrativas. Se tiene documentado que dos edificios del castillo extistieron durante este periodo. De estos, la Capilla de Santa Margarita se conserva. Posteriormente, el Rey Malcolm IV  fue quien más vivió en el castillo. Pero en 1174,  el Rey William “El León” fue capturado por los ingleses frmando el Tratado de Falaise con el cual obtenía su libertad, pero entregaba varios castillos, entre ellos el de Edimburgo, el cual fue ocupado por los ingleses durante 12 años.

Capilla de Santa Margarita

 

Capilla de Santa Margarita

Después de las guerras de independencia escocesas, David II volvió al trono reconstruyendo el castillo, el cual fue su lugar de reinado. La Torre de David se comenzó a construir en 1367, aún no se concluía cuando David murió. Fue Roberto II de Escocia quien la completó. La torre en donde hoy en día se encuentra la Batería de Media Luna y estaba conectada por una cortina con la Torre menor Constable, construida en 1375 donde la Compuerta esta ahora. 

Leer también:  El faro de Nuevo Londres

A principios del siglo XV, hubo otra invasión Inglesa. El asedio alcanzó al castillo. Desde 1437, Sir William Crichton fue el guardián del castillo y pronto se convirtió en Canciller de Escocia. En un intento por obtener la regencia, Crichton trató de quitarle poder a la familia noble Douglas. William Douglas de 16 años y su hermano menor, David, fueron convocados al Castillo de Edimburgo en 1440. Después de la llamada “Cena Negra” en la Torre de David, los dos jóvenes fueron asesinados ante los ojos del Rey James II.

Durante este periodo se construyó lo que hoy se conoce como el Crown Square, también surgieron recámaras reales y un gran salón. Durante el siglo XV, el castillo se convirtió en una fábrica de armamento. Después de distintas guerras con los ingleses, el castillo fue reconstruido por el Regente Morton.

Crown Square

 

Crown Square

En los años posteriores se suscitaron algunas batallas cercanas al castillo, algunas de ellas impactaron un poco en él. Para el siglo XIX, las bóvedas del castillo se convirtieron en prisiones. En 1811, cuarenta y nueve reos escaparon por un hoyo en una de las paredes del sur del castillo, lo cual hizo pensar a las autoridades que el lugar ya no era una buena prisión, por lo que este uso terminó en 1814 y se consideró como un monumento nacional. En 1818, Sir Walter Scott entró al castillo para buscar la “Corona de Escocia” que se creía perdida. Entró a un salón sellado, ahora el Crown Room, en el cual halló un cofre, al abrirlo encontró las Joyas de la Corona Escocesa, las cuales fueron puestas al público.

Joyas de la Realeza Escocesa

 

Joyas de la Realeza Escocesa

El Rey George IV visitó Edimburgo convirtiéndose en el primer monarca en visitar el castillo después de Charles II en 1651. Posteriormente, en 1830, el castillo fue abierto al público. La Capilla de Margarita fue redescubierta en 1845 y utilizada como tienda. Se hicieron distintas remodelaciones al castillo en los años subsecuentes. Durante la Primera y Segunda Guerra Mundial, el Castillo de Edimburgo fue utilizado como prisión nuevamente.

Leer también:  Casa La Moira

Después de una bélica historia detrás del Castillo de Edimburgo, sus visitantes han reportado sucesos paranormales en el lugar. A pesar de que el Ministro de Defensa indica que sus hombres nunca han reportado un hecho durante los 30 años de cuidar el castillo, varias investigaciones han arrojado que el recinto puede estar ocupado por siete o más fantasmas.

Se ha visto a un tamborilero sin cabeza vagando por el lugar y algunos han escuchado hasta el sonido del tambor. En 1960, un guardia dijo haberlo escuchado y ver un fantasma parado en las almenas. También se han visto los espíritus de prisioneros franceses de la época de la Guerra de los Siete Años y el espectro de un perro que se para en la puerta del castillo, al cual se describe como un animal negro con un color gris nebuloso a su alrededor.

Otra aparición es la de un gaitero, cuenta la leyenda que un día una entrada hacia un túnel fue descubierta y se decidió enviar a un gaitero a investigar. Se suponía que el túnel se dirigía hacia la High Street directamente al Palacio de Holyrood House. El gaitero se adentró en el túnel tocando su música mientras que la gente lo seguía por fuera, pero el sonido se fue haciendo cada vez más débil hasta desaparecer. Nadie pudo decir exactamente la ubicación del gaitero, historias posteriores indican que se puede escuchar el sonido de su gaita desde Royal Mile.

También se reporta la aparición de Janet Douglas, Lady Glamis, quien fue acusada de  brujería y quemada en 1537. A ella se le ha visto en la explanada en donde se quemaban a las brujas. Se dice que muchos otros fantasmas habitan el distintas partes del castillo. Las bóvedas son las más escalofriantes, según reportes, hay nueve entidades en ellas: un chico llamado Jack, el Zapatero Feliz en la bóveda 5; la siniestra mujer de negro que se supone que reza por las futuras madres; un perro fantasma, una anciana, un hombre que usa una capa y sombrero de copa, y el fantasma más famoso, “Mr Boots”. Éste ha sido visto por diversos grupos de visitantes, tanto grandes como pequeños. Se describe como un ente vestido con una gran levita azul, sombrero de tres picos y garndes botas de cuero. Se le ha visto en los pasillos dejando aliento a whiskey sobre los visitantes y bloqueando las puertas.

Bóvedas del Castillo de Edimburgo

 

Bóvedas del Castillo de Edimburgo

En 2001, una de las investigaciones paranormales más grandes fue llevada a acabo en el Castillo de Edimburgo, en la cual un equipo de 9 investigadores y 200 miembros del público se adentraron en las cámaras olvidadas y pasajes secretos en busca de fantasmas. Al público no se le dijo en cuáles lugares se habían reportado apariciones. El 51% de los miebros indicaron experiencias paranormales en las áreas embrujadas, mientras que el 35% reportó actividad en áreas no embrujadas.

Leer también:  Es Vedrá, el triángulo de las Bermudas español

Los cambios de temperatura y los jalones de ropa son de lo más cotidiano dentro del Castillo de Edimburgo. Muchos hechos paranormales se han reportado en el lugar a lo largo de la historia convirtiéndolo en el lugar más embrujado del mundo, ubicado en una de las ciudades consideradas como la más embrujada, dado que debajo de la ciudad se encuentra el Mary Kings Close, un área en la cual se pusieron en cuarentena a muchas víctimas de la Peste Negra, quienes fueron abandonadas ahí hasta su muerte.

Vista nocturna del castillo

 

Vista nocturna del castillo

Deja un comentario