Caso ovni de Levelland

Entre el 2 y el 3 de noviembre de 1957 varios conductores de Texas fueron testigos de que los motores de sus vehículos se habían parado una vez que se encontraran con un objeto brillante en forma de huevo, y que los coches volvieron a ponerse en marcha una vez que el supuesto OVNI pasara sobre ellos.

En la tarde de 2 de noviembre de 1957, Pedro Saucedo y Joe Salaz, llamaron al departamento de policía de Levelland para denunciar un avistamiento de OVNI.

Saucedo le dijo al oficial de policía A.J. Fowler, que estaba trabajando en el mostrador de la noche en la estación de policía, que había conducido cuatro millas (6 km) al Oeste de Levelland cuando vieron un gran destello de luz de color azul cerca de la carretera.

Afirmaron que el motor de su camión se paró abruptamente y que entonces un objeto con forma de cohete se levantó y se acercó al camión pues según Saucedo, “salté de la camioneta y golpeé en la tierra porque tenía miedo por lo que llamé a Joe pero no salió. Pasó directamente sobre mi camioneta con un gran sonido y una oleada de viento. Sonó como un trueno y mi camión se sacudió por el destello… Sentí mucho calor”.

Cuando el objeto se alejó, el motor del camión se reinició y creyendo que la historia era una broma, Fowler la ignoró. Una hora más tarde, el motorista Jim Wheeler informó de que un “objeto con forma de huevo y también muy brillantemente iluminado, de aproximadamente 200 pies de largo” estaba sentado en la carretera, a cuatro millas al Este de Levelland, bloqueando su camino.

Afirmó que su vehículo se apagó repentinamente y entonces cuando salió de su automóvil, el objeto se esfumó y las luces se apagaron. Al alejarse, el auto de Wheeler se reinició y funcionó normalmente.

A las 10:55 pm, una pareja que conducía al Noreste de Levelland informó que vieron un brillante destello de luz moviéndose a través del cielo y sus faros y radio del coche se apagaron por tres segundos.

Leer también:  El área 51

Artículo sobre el avistamiento de un OVNI en Levelland (Texas).

Cinco minutos después, José Álvarez afirmó que se encontró con un objeto extraño posado en la carretera 11 millas (18 km) al Norte de Levelland, y el motor de su vehículo quedó apagado hasta que el objeto se fue.

A las 12:05 am (3 de Noviembre), el estudiante Newll Wright perteneciente a la Universidad Tecnológica de Texas se sorprendió cuando, conduciendo 10 millas (16 km) al Este de Levelland, el motor de su automóvil comenzó a chisporrotear, el amperímetro en el tablero saltó para descargar y después volvió a la normalidad, y el motor comenzó a apagarse como si se hubiera quedado sin gasolina. El automóvil se detuvo; luego se apagaron los faros y varios segundos más tarde el motor”.

Por tanto, cuando salió para controlar el problema, vio un objeto con forma de huevo de “100 pies de largo (30 metros)” que se encontraba posado en la carretera.

Fowler recibió otra llamada, esta vez por el granjero Frank Williams, quien afirmó que había encontrado un objeto brillantemente iluminado posado en la carretera, y “cuando su automóvil se acercó, sus luces se apagaron y su motor se detuvo”.

Dos policías buscan señales del OVNI Levelland (Texas, 1957).

El objeto voló, y las luces y el motor de su vehículo comenzaron a funcionar nuevamente. Otras personas que llamaron fueron Ronald Martin a las 12:45 am y James Long a la 1:15 am, y ambos informaron de haber visto un objeto iluminado posado sobre el camino frente a ellos, y también afirmaron que sus motores y faros se apagaron hasta que el objeto se marchó volando.

Varios oficiales de policía de Levelland estaban investigando los informes y entre ellos se encontraba el sheriff Weir Clem, vio un objeto rojo brillante se movía por el cielo a la 1:30 am.

A la 1:45 am, el jefe de bomberos de Levelland, Ray Jones, también divisó el objeto y las luces y el motor de su vehículo se apagaron pues entonces todos los informes aparentemente terminaron poco después.

La noche del 2 al 3 de Noviembre, el departamento de policía de Levelland recibió un total de 15 informes relacionados con OVNI, y entonces el Oficial Fowler señaló que “todos los que llamaron estaban muy alterados”.

Según el historiador de ovnis Curtis Peebles, «la Fuerza Aérea encontró solo tres personas que habían presenciado la ‘luz azul’., o sea, no había una clara descripción uniforme del objeto».

Leer también:  ¿Fue Jesucristo un extraterrestre?(2)

Además, el Proyecto Libro Azul creía que «no se podía confiar en la versión dada por Saucedo: sólo tenía la educación primaria y no tenía un concepto de dirección y estaba en conflicto en sus respuestas… por lo que en vista de las condiciones climáticas tormentosas, un fenómeno eléctrico, como los rayos de bolas o el fuego de San Telmo, parecía ser la causa más probable».

Donald H. Menzel, estuvo de acuerdo con la explicación de la Fuerza Aérea: «los testigos del fenómeno se quejaron de que, dado que [el investigador de la Fuerza Aérea] había pasado solo siete horas en el área, obviamente no se había tomado el problema en serio y entoncesno podía la solución correcta. Incluso setenta horas de trabajo, sin embargo, no podrían haber producido una imagen más clara… la evidencia conduce a una probabilidad clara y lo ardientemente desconocido en Levelland era un relámpago».

Menzel argumentó que «en Levelland en la noche del 2 de noviembre las condiciones eran ideales para la formación de un rayo con una forma tan estrambótica como el de una pelota puesto que durante varios días el área había estado experimentando un clima extraño, y en la noche en cuestión había caído abundante lluvia, había tormentas eléctricas, con truenos y los relámpagos por doquier».​

Menzel admitió que «dado que los rayos de bolas son de corta duración y no se pueden preservar como evidencia tangible, su aparición en la noche del 2 de noviembre nunca se puede probar de manera absoluta».

Sin embargo, también argumentó que «solo los defensores del Ovni podrían haber convertido una serie de eventos tan triviales (algunos automóviles parados, bolas de fuego en el cielo al final de la tormenta) en un misterio nacional».

Leer también:  Esqueletos de Alien

El físico James E. McDonald y el astrofísico J. Allen Hynek, cuestionaron la explicación de los relámpagos y tormentas eléctricas dadas por la Fuerza Aérea.

Ambos argumentaron que no había tormenta eléctrica en el área cuando ocurrieron los avistamientos. En testimonio ante un comité de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en 1968, McDonald dijo que «hubo un famoso caso [OVNI] en Levelland (Texas)… diez vehículos fueron detenidos en un área corta, todos de forma independiente en un período de 2 horas. No hubo relámpagos ni tormentas eléctricas, y sólo un rastro de lluvia».

Hynek escribió que «como la persona responsable del seguimiento del nuevo satélite soviético Sputnik, estaba en una tarea virtual las 24 horas y no pude prestarle atención. Hoy no estoy orgulloso de haber coincidido apresuradamente en la evaluación [de la Fuerza Aérea] como ‘relámpago’ sobre la base de la información de que una tormenta eléctrica había estado en curso en el área de Levelland en ese momento. Se demostró que este no era el caso. Los observadores informaron de un tiempo nublado y con niebla, pero sin un rayo».

Hynek también señaló que «si hubiera dado ningún pensamiento , pronto habría reconocido la ausencia de cualquier evidencia de que el claro rayo globular puede dejar de coches y apagar los faros».

Ambos ufólogos también argumentaron en contra de la investigación oficial que el responsable al mando enviado por la Fuerza Aérea no entrevistó a nueve de los quince testigos, ni fueron mencionados en el informe final del Libro Azul sobre el incidente.

Además de los casos reportados por Levelland, lo que se desconoce a día de hoy es si los archivos del Libro Azul también documentaron otros casos que fueron observados en las mismas fechas en otros puntos bastantes cercanos a Levelland.

El 2 de noviembre se notificó de un avistamiento en Amarillo (Texas); el día 3 se reportaron tres encuentros en Abilene (en Texas) y en White Sands y el tercer reporte de objetos volantes se notificó entre Clovis (Nuevo México) y Midland (Texas).

Deja un comentario