Mitología azteca

La mitología azteca es el conjunto de creencias que se dio entre el pueblo mexica que se estableció en el actual México, sobre el lago de Texcoco.

Los aztecas fueron grandes guerreros que formaron un gran imperio conocido como Tenochtitlan (nombrado en honor a su rey tlatoani Tenox). Una de las historias aztecas más famosas de todo el mundo fue las creación del quinto sol.

Los aztecas creían que antes de nuestra era actual, habían existido cuatro soles. El primero era el ocelótl Tonatiuh, el sol de los jaguares. Durante esta época, la Tierra estaba habitada por gigantes (los historiadores hacen referencia a los dinosaurios con este sol). Los mismo jaguares terminarían devorando al primer sol.

El segundo sol, Eca Tonatiuh, era el sol pato del viento. En esta época en la tierra solo habían huracanes y monos. Uno de esos huracanes apagó el Sol. El tercer Sol fue el quiau Tonatiuh. Dominó el fuego, volcanes y los mismos apagaron el sol. El cuarto sol sería conocido como Atonatiuh o Tletonatiuh, el sol del agua. La misma agua apagaría el Sol.

Tonatiuh, el quinto sol.

Los dioses aztecas vieron que la Tierra estaba llena de tinieblas, por ello se juntaron en Teotihuacan («Lugar donde los hombres al morir se vuelven dioses»)  frente al basamento de la Luna y decidieron sacrificar a alguno de los dioses para que se volviera el Sol. Dos fueron voluntarios: uno humilde y uno soberbio. El soberbio terminnó por no querer sacrificarse pero el humilde lo hizo y creó el sol, el soberbio entoces se sacrificó para demostrar que también era poderoso pero se volvió la Luna y fue golpeado con un conejo para que nunca estuviera en presencia del Sol. 

Leer también:  Lord Draugr

Así nació Tonatiuh, el quinto Sol que no se ha apagado y que requería de corazones para sobrevivir. Para crear a la humanidad, el dios Quetzalcóatl (Serpiente emplumada) viajó al Mictlán (el infierno azteca) y consiguió los huesos de varias personas con lo cual creó a los primeros hombres. Cuentan también que el dios Tezcatlipoca (el dios espejo) capturó a una bestia conocido como cipactil y con su cadáver creó el mundo. 

Los principales dioses aztecas eran Huitzilopochtli (guerra), Coatlicue (fertilidad), Huehuetéotl (fuego y sabiduría), Tlaloc (lluvia), Tezcatlipoca y Quetzalcoatl. Estos dos últimos tenían una fuerte rivalidad. Tanta fue que cuando Quetzalcoatl apareció en las costas de Veracruz y se hizo con el trono de los toltecas, Tezcatlipoca lo engañó para que fuera expulsado y exiliado.

Estas son las menciones más importantes de la mitología azteca. Esta mitología es rica en criaturas tales como:

chaneques, cipactli, cihuateteo, tzitzimeme, centaruo mesoamericano, serpiente emplumada, nahuales, iztapapalotl, ahuízotl, xicalcóatl, serpiente cola negra, serpiente de dos cabezas, balames, entre otras.

Deja un comentario