Los Liches

Los liches son no muertos que poseen la capacidad de hacer magia. Se trata de hechiceros poderosos que en vida anhelaban conseguir la inmortalidad para volverse más poderosos. Por esto inician un ritual en el cual se suicidan para luego ser reanimados por un ritual subsecuente a su mente. Cuando reviven como no muertos, su mente, su alma y su magia permanecen intactos, pero su cuerpo ya está muerto y en un ciclo de degradación. Empiezan con su cuerpo completo y en pocos meses se convierten en un poderoso y mágico esqueleto andante, esto se debe a que su cuerpo ha alcanzado el punto máximo de descomposición.

La mayoría de los liches tienen apariencia de esqueletos y sus poderes mágicos son mucho más fuertes que cuando estaban vivos. Son expertos en necromancia por lo que fácilmente se hacen de ejércitos de zombies o no muertos que les sirven. La principal diferencia entre un liche y un zombie, aparte de la capacidad de hacer magia, es que el liche tiene conciencia propia y mantiene sus recuerdos de vida, mientras que el zombie no tiene conciencia y sólo se guía por sus instintos y necesidades básicas.

Se dice o se cuenta que los liches, para conseguir su inmortalidad, se extraen su alma y la almacenan en un objeto que luego ocultan para que no se les pueda dar muerte. Este objeto recibe el nombre de filacteria.

Pese a ser inmortales, los liches tienen sus puntos débiles y se les puede dar muerte ya sea destruyendo su cuerpo, deshaciendo el hechizo que los regresó a la vida o destruyendo su filacteria, lo que liberaría su alma y los mataría.

Leer también:  Bestia de Gévaudan

Deja un comentario