Lord Draugr

También llamado Draugar, es un muerto viviente de la mitología nórdica. Se le consideraba como un vikingo muerto cuyo cuerpo volvía para custodiar sus tesoros que habían sido enterrados con él.

Poseen fuerza sobrehumana y tienen el poder oscuro de aumentar su peso, su tamaño y su fuerza. También pueden convertirse en humo y ser intangibles, es decir, pueden atravesar cosas razón por la cual salen fácilmente de sus tumbas sin tener que batallar para romper la lápida que los cubre. Otro de sus poderes es inducir a la locura tanto a seres humanos como a animales. Pueden controlar el clima, ver el futuro y metamorfosearse en un gato, una foca, un caballo y un toro. Esparcen enfermedades y atacan en sueños de igual forma.

Son un peligro para el ganado al que ataca cruelmente. Son también muy resistentes, y casi imposibles de matar. El hierro los debilita y la única manera completamente efectiva de destruirlos es despedazándolos, quemar sus restos hasta que se hagan cenizas y luego esparcirlas al agua. Sólo así se destruirá al draugr.

Los draugr se alimentan de sangre y de carne, razón por la cual devoran enteras a sus víctimas, a veces luego de matarlas al aplastarlas.

La creación de un draugr no puede ser detenida de ninguna forma pero se puede prevenir que haga el mal. Uno de los métodos era cortando los miembros del cadáver para que al volver éste no pudiera desplazarse. Otro era colocar tijeras apuntando hacia él en el pecho, otro era clavarle los dedos gordos a su tumba, otro era levantar el sepulcro y darle la vuelta tres veces en diferentes direcciones para que se desorientara. Lo más efectivo era una llamada «Puerta del Muerto» que obligaba al draugr a volver a su tumba tan pronto salía de esta.

Leer también:  Criaturas de la Mitología Celta

Uno de los draugr más famosos es Thorolf, el draugr de la saga Eyrbygjja, quien tenía temibles poderes asesinos contra inocentes animales.

Deja un comentario