Gilles de Rais

Gilles de Rais.
(1404-1440)

Nació en Francia el 10 de Septiembre de 1404. Vivió en estos poblados durante su juventud, siendo criado por su abuelo, quien tenía influencias políticas, debido a las muertes sucesivas de su madre y su padre. La familia de Rais era muy poderosa y tenía muchos intereses además de castillos.

Al crecer, Rais se casó con su prima y tuvo una única hija. Se le apodaba «Barba Azul» ya que su barba negra iluminada con el sol daba tonos azules. Este hombre tenía la necesidad de demostrar violencia y por ello decide unirse a las campañas militares de la Guerra de 100 Años. En 1429 conoce a Juana de Arco, quien lo maravilla con su historia de su capacidad para ver a los Santos y por su belleza.

Rais seguía a Juana y la apoyó por siempre. La salvó en varias ocasiones y, además, su participación en la guerra le concedieron el título de Mariscal de Francia, lo que le dio más dinero.

Pero en 1432 y 1434 Gilles sufriría. Juana de Arco sería enjuiciada y quemada por la Inquisición, perdería el puesto de Mariscal. Su abuelo moriría y su mejor aliado quebraría.

De ahí en adelante, Gilles abandonaría la guerra y viviría en sus múltiples castillos, buscando la comodidad y la gloria en Francia. Hizo muchas fiestas y muchas obras en las que pronto terminaría gastando su fortuna. Con el afán de recuperarla, Rais se hizo con las amistades de alquimistas, brujas, videntes y practicantes de la magia negra o de rito satánicos, entre ellos un tal Prelati.

Prelati hacía conjuros malignos en los que se ponía en contacto con demonios y suplicaba por la fortuna de su amo y amante. Gilles creía en estos conjuros, ya que como buen cristiano le temía a los demonios y por ello se asustaba si Prelati terminaba herido en alguno de sus ritos. En estos ritos a veces se requería el sacrificio de sangre de jóvenes y por ello Gilles tuvo que pedirle a sus mozos que buscasen por toda Francia a niños y los llevaran a sus castillos. Los niños y jóvenes eran atraídos con la posibilidad de volverse peones del mariscal. Incluso a veces Rais iba en persona a recoger a los niños.

Leer también:  Francis Crowley

Ya en sus castillos los violaba, torturaba y mataba. A veces con fines de sus ritos o a veces por motivos de placer. No obstante, Gilles sabía que estaba mal lo que hacía y por ello siempre pedía perdón, caminaba por los pueblos muy arrepentido y se decía a sí mismo que viajaría a Jersusalén a pedirle perdón a Dios.

Hizo esto durante ocho años hasta que un obispo, Jean de Malestroit, lo descubrió y capturó. Fue enjuiciado por la Inquisición y colgado por herejía, sodomía y homicidio el 26 de Octubre de 1440.

Gilles estuvo emparentado con Artes Oscuras y la cultura popular no sólo representa un aliado de Juana de Arco durante la guerra, sino que también se le pinta como un monstruo, un demonio o un vampiro, en el caso de Castlevania.

No se sabe si Gilles si fue vampiro, las posibilidades son pocas y los vampiros jamás reconocieron nada del mariscal, pero Gilles Rais es un Testigo de la Magia debido a que experimentó los lados más oscuros de la magia, lo que terminó por llevarlo a la locura.

Deja un comentario