¿Es esta la fotografía de fantasmas más siniestra jamás capturada?

A primera vista puede parecer una imagen normal de personas posando para la cámara, pero tómate un segundo y observa un poco más de cerca. Tomada en el año 1972 por un fotógrafo profesional que estaba capturando fotos de los invitados que llegaban a la recepción de una boda en Paisley, Reino Unido, al parecer captó mucho más que invitados felices y sonrientes.

La fotografía, que se envió de forma anónima a un sitio de investigación paranormal, también incluía una breve descripción de la historia detrás de esta espeluznante imagen. “La foto me muestra a la izquierda, mi esposa que estaba embarazada en ese momento y amigos. Agachado detrás de una de las figuras hay una «persona extra» mirando hacia la cámara y vestido con lo que parecen ser sandalias abiertas por los dedos». Si miras de cerca, hay lo que parece ser un «hombre» escondido detrás de los altos caballeros de la derecha. Miremos más de cerca. ¿Puedes diferenciarlo?

El desprevenido invitado a la boda continuó señalando que luego de recibir la fotografía interrogó al fotógrafo quien confirmó que la “persona extra” también aparecía en los negativos, y que no supo explicar la fotografía. Por lo que él sabía, nadie estaba detrás del hombre cuando se tomó la foto y tampoco había nadie allí cuando se alejaron. También dijo que sería imposible que alguien se agachara detrás sin que la persona fuera consciente de su presencia y, de hecho, sin que su cuerpo fuera visible a la izquierda de la persona.

Entonces, ¿Quién es el hombre misterioso? La fotografía fue examinada por un fotógrafo de la policía que confirmó que era auténtica y que no había sido falsificada. Aquí está la imagen nuevamente con círculos rojos que resaltan la figura agachada en caso de que se la haya perdido.

Leer también:  La vez que un misterioso piloto fantasma entró en una carrera NASCAR


¿Qué opinas? ¿Es este un avistamiento espeluznante de un invitado fantasmal a la boda, o hay una explicación simple y racional?

Deja un comentario