¿Qué es un fantasma?

¿Qué es un fantasma?

Podríamos definir el término “FANTASMA” como la representación visual, acústica o táctil del cuerpo no físico de una persona fallecida que, por diferentes motivos de su transitar como ser humano por la vida, se ve aferrado a la misma bajo otra forma de existencia no física, manifestándose de diferentes formas ante seres humanos y en determinados lugares dependiendo de la carga psíquica existente para el.

Errores de percepción

En la mayoría de las ocasiones es el mismo ser humano es presa de su miedo y le lleva a confundir una situación perfectamente natural y coherente para convertirla en algo sobrenatural y fantasmal. Todo ello ocurre debido a que el ser humano se siente atraído por lo paranormal y sobrenatural pero a su vez tiene un miedo desmedido y visceral a todo éste fenómeno y aún más a todo aquello relacionado con la muerte…

Los fantasmas humanos

Son simples reflejos deformados de los deseos insatisfechos de los hombres. Este tipo de fantasmas pueden ser conscientes e inconscientes, pero más que pertenecer al campo del más allá, pertenecen al campo de la psicología y de la psiquiatría.

 Fantasmas mentales

Estos fantasmas mentales podrían tener algo en común con la telepatía, pero no operan de la misma forma, ya que en lugar de teletransportar imágenes, palabras o ideas, transportan un reflejo vivido por el propio emisor. Este efecto fantasmal se basaría en la capacidad de las personas de proyectar su imagen voluntaria o involuntariamente a diversos sitios o lugares.

Fraudes

Lamentablemente el fraude es un fenómeno demasiado habitual en el mundo paranormal. A medida que el hombre ha crecido intelectualmente y tecnológicamente se ha progresado en la rama de la investigación de estos fenómenos y también se ha crecido en la posibilidad de crear fraudes con diferentes fines para su creador. Es fraude es una estafa latente en el mundo paranormal que ocupa desde inteligentes montajes “fantasmales” con imágenes y sonido hasta las ya populares y trucadas fotografías de espíritus, fantasmas y otros seres.

Fantasmas reales

Sombras

Tienen la particularidad de cambiar la temperatura el lugar donde se aparecen. Se alimentan del miedo humano. Son prácticamente una silueta o un recorte fotográfico o de papel. Rara vez muestran sus facciones o rostro y si muestran los ojos son cuencas vacías. Aparecen en lugares donde la muerte está cercana y frecuentemente recuerdan a familiares fallecidos o de la persona que va a morir. Su presencia es notada por los animales domésticos que reaccionan llorosos y asustados. Las sombras tienen la virtud de enturbiar el ambiente y, aunque, la gente no las vea, es muy raro que no las sienta o que no las presienta personalmente no es nada agradable encontrarse con uno de ellos ya que cuanto mas le temes mas fuerte se hace llegando incluso a paralizar a la persona que lo vea.

Los translucidos

Estos espíritus son voladores y se puede ver, a través de ellos. Unos son feos y desagradables, mientras que otros tienen hermosas facciones y voz dulce. En este grupo están los burlones que son muy pesados e insistentes.

Se manifiestan principalmente en cementerios, casas viejas, museos, bibliotecas, castillos y en lugares retirados como casas de campo o viejos caseríos rurales.

No suelen mostrar el tren inferior de su “cuerpo” y no se les debe tener miedo. Tienen algo que comunicarnos y por ello se nos manifiestan, no son muy dados a entrar en contacto con los seres humanos.

Fantasmas humanoides

Este tipo de fantasmas tiene una apariencia totalmente humana o casi humana a no ser por deslizarse en lugar de caminar y atravesar los objetos sólidos. A este tipo de fantasmas les gusta la notoriedad. Le gustan las “ropas” y se manifiestan o aparecen en iglesias, manantiales y lugares bucólicos y playas.

Los de apariencia semihumana no suelen aparecerse muy a menudo. Son serios y contundentes en sus manifestaciones.

Invisibles

Se manifiestan por medio de la voz o el tacto y no quieren ser vistos ya que recurren a la invisibilidad para comunicarse. Son espíritus benignos y quieren ayudar desinteresadamente a los humanos. Se comunican con claridad y su voz es sosegada e inspira confianza. Su presencia se nota por una caricia de escalofrío.

También se comunican con nosotros a través del teléfono, radio, televisión…

De apariencia mitológica

Son espíritus burlones y traviesos. Sus manifestaciones van desde seres entrañables y bondadosos hasta seres malvados y diabólicos. Son prácticamente físicos y en algún caso les daña la luz…

 ¿Qué hacer ante una aparición?

El miedo alimenta los temores de nuestra mente. El hombre siempre ha tenido miedo a lo desconocido, a la muerte y a todo aquello que tiene que ver con ella. Cuando nos encontremos frente a un fantasma o aparición debemos de mostrarnos tranquilos y calmados, serenos ante lo que estamos viendo. Si hemos superado nuestro miedo y decidimos permanecer junto a él, la base de nuestra presencia debe de ser la comunicación. Una vez tomado un primer contacto, habrá una manifestación que debemos de atender, normalmente nos comunican deseos, miedos, actos que realizar o algo que le falta a esta entidad por realizar para alcanzar otro estado evolutivo y que debe de realizar con nuestra ayuda. En otras ocasiones simplemente se dejarán ver pero nuestra indiferencia puede hacer desaparecer tal aparición. En cualquier caso siempre es aconsejable mantener la calma y tener una actitud receptiva hacia un ser que un día poseyó un cuerpo físico y material y que hoy vive bajo otra forma de existencia, bajo otra forma que tal vez acoja a nuestro cuerpo una vez abandonado ésta envoltura carnal para pasar a otro estado…

Quizás esa atención que requiere ahora un fantasma visitante sea requerida bajo la misma forma de existencia por nosotros en un mañana…

Deja un comentario