Menú Cerrar

La iglesia de Satán

El 30 de abril de 1966, Anton Szandor La Vey (domador de leones, fotógrafo de la policía, pintor, organista, e intérprete del diablo en el film Rosemary’s Baby de Roman Polansky), creó La Iglesia de Satán.

Declaró el comienzo de una nueva era en la que “se respetarán los deseos egoístas, egocéntricos y lúbricos de la mayoría de los humanos”. Tres años mas tarde editó La Biblia Satánica, en la que definió por primera vez la filosofía del Satanismo…

Según se define en los Los Nueve Mandamientos Satánicos, Satán es usado solo como una figura simbólica de rebelión.

“Los Satanistas seguidores de La Vey no creen en la existencia de dioses o diablos, ni en lo sobrenatural.”

Para ellos, cada hombre es el maestro del universo y por eso no puede culpar a un ser superior por sus éxitos o fracasos.

Usan la magia como herramienta para conseguir el poder en la Tierra. Los rituales mágicos se basan en buscar un estado emocional extremo concentrándose en una visión de lo que se quiere que ocurra, la cual, si los niveles de adrenalina están altos, ejercerá influencia sobre el inconsciente.
No hay reglas de frecuencia para la actividad ritual. Algunos celebran los equinoccios y solsticios como festivos. El propio cumpleaños de un satanista es la más alta festividad del año. Luego, las fechas más importantes son el 30 de abril y Halloween.

Antes del de La Vey , hubo otros grupos como el “Hell-Fire Club” y la Black Order of Germany, pero la diferencia es que estos no estaban organizados como Iglesia.
Los Hellfire Clubs fueron un fenómeno en el siglo XVIII. El primero fue fundado por el Duque de Wharton a comienzos del 1700. Otro fue el Medmenham club de Sir Francis Dashwood quien fue un amigo cercano de Benjamin Franklin, quien pudo haber sido miembro de este grupo. La descripción de este club que elaboro Franklin es una de las pocas que existen. Dashwood y Franklin fueron co-autores de “Franklin Prayer Book” (también llamado Book of Common Prayer). Otro integrante famoso del Medmanham club fue el Conde Sandwich.

Hay diferentes tipos de satanistas, diferenciados por sus actividades y creencias. Por ejemplo, están los “dabblers” o aficionados, que adoptan aspectos superficiales del Satanismo por un corto período de tiempo, y generalmente como entretenimiento.
Algunos también consideran satanistas románticos o literarios a personajes como William Blake, Charles Baudelaire, Maupertin, Lautremont y Gabriele D’Annunzio.
Los Satanistas no predican, por eso sostienen que, probablemente, la gente se sorprendería al descubrir que han estado interactuando con Satanistas por muchos años, y que son personas interesantes, confiables y agradables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.